viernes, 10 de julio de 2009

Nordaal (Noruega) - Trondheim (Noruega). Jueves 9 de Julio

Ya no sé ni como se escribe, la cuestión que importa es que estamos a 1.700 Km. del destino... ya huele a Cabo Norte y la gente que rueda por las carreteras, o va, o vuelve de allí.


Hoy ha sido un día difícil, pero eso no es novedad. La novedad es que la Bella Durmiente y yo lo hemos pasado muy mal...


La mañana, como siempre ha empezado con el sonido del despertador a las 6:00. No sé cómo me las arreglo, pero soy incapaz de salir antes de las 7:30. El día aparentaba radiante, pero eso dicho en Noruega es una ridiculez, una estupidez y una mentira. Al poco de salir ya han empezado los problemas. Moisés, el motor, ha empezado a ratear, de manera que cuando venia una subida había que ir templando el gas para que no se ahogara. En rectas no tenía la alegría de las jornadas anteriores. Si intentaba dar más de medio gas el motor empezaba a fallar, de manera que había que cortar para que se cogiera poco a poco. Como siempre, haciendo caso al navegador me he metido en la carretera 15, y eso por tercer día consecutivo. Es siempre lo mismo: buen asfalto, imágenes bellísimas y al fondo, allá arriba, la nieve y los picachos... una hora después eres parte de la nieve y los picachos, incluso los ves por debajo de ti. Eso evidentemente proporciona unas imágenes que no se pueden ver en otro sitio... pero aquí hemos venido a otras cosas. La cuestión es que esas rutas duran cerca de 200 Km. que el frío y el viento es salvaje y que las pendientes son dignas del propio tour de Francia... la pobre Vespino hoy, por tercer día, ya digo, lo ha pasado mal. Peor quizás por los fallos de motor...


A las primeras de cambio he parado para limpiar carburador y cambiar bujía, pero el problema ha persistido hasta el final del DIA. Al llegar al camping me he reencontrado con Luis y Félix... ya teníamos ganas los tres. Me he puesto manos a la obra... por orden de prioridades: primero tapas fuera, depósito original, que estaba vacío a propósito y revisión de filtros, tanto de aire, como de gasolina. Ambos estaban bastante sucios, el de aire con restos de aceite y agua....umhhhhhh


Al volver a desmontar el carburador, Luis y yo hemos visto inmediatamente el agua que había en el fondo de la cuba.... por donde ha entrado... muy sencillo: el tapón original lleva un sistema de cable para que no se pierda, pues bien, ese cable, seguramente por algún tirón, o simplemente por la presión de las tuercas que pusimos se ha agrietado. De manera que con la que cayó ayer, es suficiente para que poco a poco se haya ido colando un poco de agua... ahora está todo resuelto. En parado el motor parece que no sube de vueltas, pero confío que mañana funcione bien. De momento ya aguanta el ralentí como hasta ayer, cosa que hoy no ha hecho en todo el día.


Mas cosas: resulta que el aceite se me estaba acabando y en un intento de apurar al máximo para no tener que poner otro aceite diferente... pues eso, que me he quedado sin gasolina. Se ha juntado todo: primero que el motor consumía un poco más de lo normal, segundo que el TomTom me ha llevado por una carretera que, después de dos intentos, sendas sudadas por mi parte y humo de la correa de transmisión, al final lo he dejado por imposible y me he ido a la aventura por un lugar con menos pendiente. Aquello era insalvable, una verdadera pasada. La moto no podía ni conmigo andando a su lado...


En segundo lugar, después de pasar un páramo impresionante, ahora ya en la carretera buena, la E6, resulta que la distancia entre gasolineras es de más de 100 Km. Yo sabía que mas para arriba así era, pero aquí... la cuestión es que esperando ver la gasolinera el motor se ha parado en medio de la nada... que podía hacer ahora. Pues mira, el primer coche que le he hecho el alto, ha parado. En el idioma no nos hemos entendido, pero la cuestión es que me ha llevado a mí y a la moto hasta la gasolinera... era una Volkswagen. Iban el conductor y su mujer, y a nuestra manera hemos ido todo el viaje charlando. Es supercierto que cuando la gente se quiere comunicar, lo consigue. Eso ha pasado.


Lo peor, pues que en una curva la moto se ha inclinado y se ha roto el retrovisor... ya esta resuelto. Y luego, Toni Bicis, la bandera española también... pero ya está resuelto. Todo con cinta americana, ya veréis las fotos.


Hoy no os mando nada porque son las 12:30, aunque fuera de la tienda hay mucha luz, pero mañana intentaré mandar cosas.


Vamos a tomar la E6 y no la vamos a dejar hasta que se acabe la tierra firme... ya esta bien de excursiones.


Hasta mañana... no sé qué día es hoy

2 comentarios:

Crocrus dijo...

Valentin muy bien lo estas llevando!! Y se te ve disfrutar!!
Busca un ratillo y pásate por aqui por los comentarios a hacernos una visitilla!!!

Sigue asi!!

Markitos Hoppus dijo...

Menos mal! Ya decía yo que era imposible que el motor fallara. Mucho ánimo que ya llegas. Un abrazo.